Categoría: Narrativas

  • A 150 años de Martín Fierro 

    A 150 años de Martín Fierro 

    Volver, transformar Por Ana Clara Isi.*  Ay comienzan sus desgracias,  Ay principia el pericón…  José Hernández. Martín Fierro (1872)  Es 1872, Domingo Faustino Sarmiento preside el Estado argentino. No se ha economizado sangre de gaucho. Rosas lleva 20 años en el exilio. Ya fueron derrotados el Chacho Peñaloza, en La Rioja, y Felipe Varela en […]

  • Cien líneas

    Cien líneas

    Por Carlos Zeta Cien líneas, todos los viernes. Cien líneas para cambiar la vida. Cien líneas, como un sortilegio, como el haiku de ese otro libro imposible que quiso ser el libro de su vida, y, en cambio, devino el libro de las nuestras. Cien líneas para (re)crear un espacio que era un clima, un…

  • Lluvias

    Lluvias

    Por Carlos Zeta Los días de lluvia no siempre han significado para mí la misma cosa. Cuando era pibe sospecho que serían un mal augurio, pues era seguro que no habría fútbol y no me quedaba sino estar más atento a la sombría rutina de mi madre. Creo entreverla, entre las nubes pesadas de la…

  • El celular, la nube y la memoria

    El celular, la nube y la memoria

    La lucha del hombre contra el poder es la lucha de la memoria contra el olvido  Milan Kundera  Por Carlos Zeta El celular me acaba de dar un ultimátum. O lo vacío de no sé qué, o deja de funcionar. La memoria ha dicho basta. Entonces le he preguntado qué hacer —en la lengua imposible…

  • Fideo

    Fideo

    Por Carlos Zeta Rosario Central puso los ojos en un morochito delgado como un fideo, que había hecho 64 goles con una camiseta que le sobraba por todos lados: la de El Torito, el club de su barrio, “Churrasco”.  —¿Por cuánto me lo das?—, le preguntó el entrenador de la categoría 88 de Central a…

  • Zapala

    Zapala

    El recuerdo de Malvinas no había comenzado siquiera a disiparse en el delirio alucinado de los soldados que viajaban en tren rumbo al sur. Poco y nada sabían sobre su destino y, muchísimo menos, sobre las noches y las nieblas que los aguardaban en aquellas geografías heladas. El narrador de esta crónica desgarradora tampoco parece…